Posted on

Branding: Aporta valor añadido a tu marca

Nuestra identidad

Ahora, más que nunca, es importante diferenciarnos de la competencia. La publicidad es constante y el mercado está saturado. Es el momento de trabajar el branding, de darle peso a nuestra identidad en nuestro negocio, que noten que somos diferentes al resto, para bien. Se trata de eso, de cuidar nuestra imagen de marca.

Pero no sólo es importante el Branding en la tienda física o en los productos. Es importante que lo practiquemos a todos los niveles, tanto en la publicidad como en la atención, en la venta como en la post venta y más importante aún en las reclamaciones.

Branding

Pero entonces ¿qué es el branding? 

El branding, para que nos entendamos, es todo aquello que acompaña a la imagen de tu marca. Desde el nombre o el logotipo, pasando por el lema, la filosofía, la forma de interactuar con los clientes o posibles clientes, hasta la forma en la que tu marca es percibida desde fuera :  consistencia de la misma, lealtad a sus ideales, dónde puedes encontrarla, cómo es de conocida y de qué forma, etc.

Simplificando, sería todos los elementos que contribuyen a que los clientes se acuerden positivamente de tu negocio, quieran repetir e incluso te recomienden a sus amigos.

¿Interesante, no? Por eso es muy importante trabajarla.

Bien, veamos algunos aspectos importantes:

Imagen positiva pero sin mentir

Al trabajar el branding uno podría verse tentado a crear un montón de espectativas buenas para nuestra marca. Poner por las nubes esperando que eso convezca a los clientes de que somos así.Esto es genial si es verdad, pero sino lo es, sólo servirá para que llueva sobre ti un aluvión de clientes descontentos que no sólo no volverán sino que hablarán mal de tu negocio.

No querrás que la imagen de marca asociado a tu negocio sea que no cumple con sus promesas. Y qué peor publicidad que el boca a boca negativo, la peor pesadilla que un negocio puede querer.

Conócete

Así que vamos a hacer un buen branding y a trabajarlo bien. ¿Por donde empezamos?

Lo primero conocerte a fondo, tus puntos fuertes y tus puntos débiles. Antes de desarrollar tu estrategia de branding, debes ser sincero contigo mismo. Buscar las cualidades que destacan en tu saber hacer y trabajar en que esas debilidades o puntos débiles dejen de serlo.

Sé tú mismo

Cuanta más parte de nosotros mismos podamos integrar en nuestra marca, más fácil nos resultará cumplir las espectativas de los clientes. Tomemos las mejores cosas de nuestra forma de ser y de hacer  y que nos conozcan por ello.

Todos somos diferentes. Esas diferencias nos hacen únicos. Se trata de hacer que nuestras diferencias sean nuestras fortalezas, lo que nos identifique y nos haga destacar de la competencia. Ser uno mismo, como marca de identidad.

Cuida a tu público

Pero no se trata sólo de ser tú mismo. Se trata de ponerse unos objetivos o marcar una estrategia para cuidar todo lo que tenga que implique a la imagen que transmites de tu marca.

Por tanto queremos por un lado potenciar la singularidad, pero por el otro lado la profesionalidad y el buen hacer.

branding clientes

Consejos

Evidentemente no vamos a darte consejos de como ser tu mismo, pero algunas cosillas te pueden ayudar:

Página Web

Ten una página web que transmita los valores que promueve tu empresa, trabaja los aspectos que quieren que vayan asociados a tu imagen y que esté adaptada a los diferentes dispositivos.

Redes sociales

No hace falta que estés en todas, pero has de tener presencia y actividad en las redes sociales. La gente debe tenerte como opción y tu público debe poderte encontrar o de lo contrario puede que se decanten directamente por la competencia

Atención

No desatiendas consultas tanto de clientes interesados como de clientes insatisfechos. Muéstrate accesible y que hay un interés en tu clientela. Los clientes nuevos son interesantes, pero realmente los importantes son los fijos que son los que mantienen tu negocio.

Consistencia

Sea cual sea tu filosofía y tu estilo, trata de mantenerlo en el tiempo y que tu marca o negocio se haga duradero y estable en el tiempo.  Unos buenos cimientos sobre los que construir tu identidad como empresa.

Eso no evita que puedas renovar algunos aspectos o aportarle modernidad a tu negocio, pero sin perder la identidad que te ha llevado hasta donde estás.

Resumen

  • El Branding es el proceso de trabajar la imagen que proyectas a tus usuarios. Que incluye tanto aspectos estéticos como afectivos (desde el logo hasta la forma de sonreír)
  • Estos aspectos son el valor añadido que diferencia una marca de otra y las razones que muchos clientes no saben explicar por qué prefieren comprar un servicio o un producto en un sitio o en otro.

Y ahora os toca a vosotros:

¿Crees que trabajas bien tu branding? ¿Sabías ya lo que era? ¿Te ha aportado algo este post? ¿Añadirías algo? ¿Alguna duda en el aire?

Espero que os haya gustado este post y veros en los comentarios. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *